viernes, diciembre 30, 2005

Doña Soledad Ruiz

Por Bruja de la luna

Los concheros son grupos de danzantes que hoy en día conservan la tradición de los linajes de brujos en México, y que adoptaron este sistema para esconder sus conocimientos de la tradición a los ojos de los conquistadores españoles, mediante el folklore. El nombre les viene porque tocan un instrumento como una pequeña guitarra, hecho con concha de armadillo. El mayor rango dentro de ellos es ser capitán.

Doña Soledad Ruiz es una dama mexicana, catedrática de teatro en la Universidad de México y actriz que realizó sus estudios de arte dramático en Praga, y que recorrió toda Europa antes de regresar a instalarse en el D.F. También es heredera de la tradición conchera, capitana de concheros, de un antiguo linaje. Pero dentro del chamanismo ella ejerce como sanadora.

Tuve el placer de concerla hace apenas un par de meses en su casa. Iba acompañada de dos amigos, uno de ellos era el que nos servía de introductor.
Mujer menuda, de mirada viva y hablar pausado, respondió paciente a las preguntas que le hicimos.

Nos habló de d. Juan al que conoció en casa de su maestra. Ella ya había leído el primer libro de Carlos Castaneda antes de conocerle. El día que la maestra Magdalena se lo presentó doña Soledad estaba junto con otro alumno y les pidió a ambos que no dijeran ni comentaran nada acerca de las personas que iban a conocer hasta hablar con ella al día siguiente.
Doña Soledad y su compañero tuvieron que “adivinar” quién era d. Juan entre el grupo de personas que estaban en casa de la maestra decírselo al día siguiente. Pero ella dijo que ninguno de los dos tuvo duda al respecto. Los dos supieron quién era d. Juan sin género de duda, solo que al contrastar los datos y describirlo, cada uno de ellos lo describió con una ropa diferente. Ella lo vio con ropa sencilla, mientras su compañero lo vio vestido de traje (con saco, dijo ella)

La segunda vez que lo vio fue también en casa de su maestra. Cuando doña Soledad llegó estaban platicando don Juan y su maestra. En un momento que se quedaron a solas, su maestra le dijo "ese don juan es un hombre tan catolico nada mas que se junta con ese muchacho bueno para nada de Carlitos"
Y añadió que se abstuvo mucho de acercarse a d. Juan porque le fue dificil “esos brujos son tan grandes que si no quieren que llegues no llegas”

También nos contó sobre su amistad con Carlos Castaneda. Nos contó que siempre que iba a México, la llamaba antes y cuando terminaba lo que tenía que hacer, acababa en su casa hablando hasta altas horas de la madrugada. A media noche interrumpían la charla para ir a la cocina a buscar algo de comer: yogur, galletas y cosas así, que ella compraba porque sabía que a él le gustaban “le podías matar con un pastelito o un flan” Entonces Carlos le solía decir: “¿Soledad te das cuenta que estoy en tu cocina?”, tanta era la confianza que ambos tenían, que ella lo consideraba como un hermano.
Entonces nos contó de la gran afición de Carlos por las mujeres, y de cómo trataba de conquistarlas a todas, hasta a ella, pero ella le dijo: “Carlos, ¿cómo crees? Sería un incesto.”

Sus ojos brillaban con cada recuerdo y su mirada buscaba por encima del tiempo y del espacio, recorriendo los rincones de aquella habitación: “Ahí donde estás sentada es donde se sentaba Carlos”, me dijo una de las veces. Y nos contó sobre la gran elocuencia y lo amena que resultaba su charla; las historias tan increíbles que le ocurrían y que él le platicaba con total confianza.

“Si me hubiera hecho caso y se hubiera dedicado a sanar en vez de escribir libros, hoy... -se lo pensó y cambió el final de la frase- bueno, hubiera vivido mucho más. El tenía mucha energía y solo la guardaba, sin usarla”
Y se volvió a hacer el silencio cargado de recuerdos para ella y de expectación para nosotros. Rompió el silencio, mientras nos miraba con aquellos ojazos hermosos y penetrantes, para decirnos “Yo sé dónde está Carlos ahora –hizo una pausa que ninguno nos atrevimos a interrumpir y agregó- está buscando lugares de Poder. Eso es lo que hace ahora”.

Y eso es todo lo que nos contó sobre d. Juan y sobre Carlos Castaneda, el resto lo dijo con silencios, sonrisas, miradas perdidas, o escrutadoras, entre cigarrillo y cigarrillo.

1 de noviembre de 2005 en casa de Doña Soledad

Mi más sincero agradecimiento a Bruja de la luna por su valiosa colaboración

12 Comments:

Anonymous noemi said...

Que emocionante tener un encuentro con una mujer así.

enero 04, 2006 12:57 a. m.  
Blogger X'CANFOSH said...

te voy apreguntar algo y espero que no me tires por ignorante, en la coleccion de carlos castaneda de su "las enseñanzas", ¿cuantos ò cuales son los libros de esta coleccion?, me compre "un viaje a ixtan", pero note que habian "relatos de poder" y "una realidad aparte", ¿son estos todos?, ¿Cual deberia leer primero?

enero 17, 2006 3:23 a. m.  
Anonymous bruja de la luna said...

Noemí, para mi ese encuentro fue un verdadero lujo, lo que siento es no poder visitarla con relativa frecuencia.

Choco, Carlos Castaneda tiene publicados, que yo sepa, 10 libros, todos dedicados al mismo tema. Creo que el orden de los 4 primeros es "las enseñanzas de d. Juan"; "una realidad aparte" "viaje a Ixtlan" y "relatos de poder". Estaría bien seguir ese mismo orden, para empezar. El resto, puedes preguntar en cualquier librería. Es muy famoso.

enero 17, 2006 4:48 p. m.  
Blogger Moisés said...

Hola, quisiera más información acerca de Doña Soledad. Si recibo respuesta, espero algún correo con quien poder comunicarme, especialmente contigo "bruja de la luna". Muchas Gracias.

mayo 08, 2006 1:18 a. m.  
Anonymous matapiojos said...

Me parece increible el relato, creo que todo está ahí al alcance de la mano y nosotos no lo tomamos porque estamos ocupados viviendo fantasías..y la "realidad" espera a mostrar el misterio a quienes quieran abrir los ojos. Esa es la sensación con la que me quedo despues de leerte bruja de la luna. Un abrazo a todos los que se animan a buscar.

mayo 25, 2006 12:20 a. m.  
Anonymous bruja de la luna said...

Es cierto, Matapiojos, hubo mucha magia en aquel encuentro, que no he conseguido describir. El tiempo se detuvo en su casa, o lo detuvo ella al recordar y nos trasladó a todos al pasado de su memoria.
Pero el misterio está al alcance de todos los que quieran encontrarlo.
Saludos

mayo 25, 2006 10:46 p. m.  
Blogger maria cristina said...

¿como puedo contactar a Doña Soledad Ruiz? ¿alguin me puede proporsioar su mail?

ATTE Cristina

mayo 16, 2008 10:07 p. m.  
Blogger Elizabeth said...

Hola, ¿alguien me podria proporcionar algun dato para localizar a Doña Soledad?
Me gustaria hacerle una propuesta, para un programa de radio.
Mi correo es: eli_love12@hotmail.com

Gracias, saludos

noviembre 07, 2008 2:43 a. m.  
Blogger Javier PM said...

Saludos,
soy un antiguo amigo de Soledad, a la que estoy enormemente agradecido, que por razones de la vida perdió hace unos años su rastro.
Me ha llegado la noticia que nos ha dejado ¿podriais informarme al respecto.
Muchas gracias
Javier Ponce

febrero 24, 2011 6:47 a. m.  
Blogger alma said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

febrero 24, 2011 11:46 p. m.  
Blogger alma said...

Emprendió su vuelo, Doña María Soledad Ruiz Loza

febrero 24, 2011 11:48 p. m.  
Blogger Javier PM said...

Muchas gracias alma
Javier Ponce

marzo 10, 2011 2:54 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home