miércoles, diciembre 28, 2005

El Clan Castaneda

Entrevista exclusiva que concedieron las tres guerreras del linaje de hechiceros de Carlos Castaneda, Florinda Donner-Grau, Taisha Abelar, y Carol Tiggs.

Hace más de veinte años que Carlos Castaneda empezó a encender la imaginación de sus lectores con la posibilidad de ver la realidad de manera diferente. Hoy, los buscadores americanos están envueltos en una mezcla mágica de prácticas religiosas animadas por el mismo propósito que el Budismo Zen, el Yoga o los remedios de hierbas e incluso Wicca y el espiritualismo. Sin embargo hay cuestiones que permanecen todavía sobre la intensiva búsqueda realizada durante décadas, como ¿Cuándo van a ser libres? ¿Y cómo podemos explicar lo inexplicable?

Estas eran las preguntas que tenía en mente cuando me encontré viajando por la costa hacia Los Angeles para encontrarme con las tres mujeres del linaje de Carlos Castaneda.

En el primer encuentro entre Florinda Donner-Grau y yo, ella me habló sobre un encuentro que sirve bien para explicar el umbral que mucha gente ya ha encontrado. Mientras ella andaba por las calles del centro de Los Angeles, vio un globo de energía flotando. Mientras lo miraba rebotar arriba y abajo por la calle, ella estaba un poco insegura de sus sentidos. Entonces tiró del hombro de un hombre que estaba de pie cerca de allí cuya boca estaba abierta como si no creyera lo que estaba viendo --o quizá estaba desconcertado. Ella vio que él también estaba viendo el globo.

Como hechicera, Donner-Grau es consciente de que la realidad es en su mayor parte percepción y de que lo que elegimos percibir y no percibir está basado en nuestro entrenamiento. Así que quizá ése hombre de L.A. represente una especie de graduación en la escuela de ampliar posibilidades, una generación preparada por Castaneda y otros para percibir energías más sutiles.

Con la reciente publicación del noveno libro de CC, tanto como los libros de sus guerreras, los hechiceros del grupo de CC parecen señalarnos que esta realidad no es la única; existen otras a las que podemos acceder.

¿Por qué han empezado las mujeres de este linaje a salir a la luz y a hablar acerca de sus prácticas?

FLORINDA: Bien, existe una diferencia fundamental en el modo en que hombres y mujeres perciben y responden a la realidad. Las mujeres, como Taisha, Carol y yo, no hemos escrito durante veinte años. Esta es la diferencia fundamental: las mujeres necesitan corporeizar un sistema de creencias antes de poder hablar de él. Mientras que los hombres construyen sus puentes de comprensión con palabras, las mujeres construyen su comprensión con su propia vida. Ambos son caminos de comprensión igualmente válidos, sin embargo son maneras muy diferentes de procesar la vida. En términos de energía, el cono de un hombre apunta hacia la energía; ellos construyen paso a paso. En términos físicos, este ir paso a paso puede describirse como un cono, en el cual los hombres siempre se están moviendo hacia una fuente pero nunca la alcanzan. Con las mujeres, esto es diferente porque este cono está al revés. Gracias al útero, las mujeres tienen la capacidad de percibir el conocimiento directamente. No hay razón para ellas para explicar porque ellas ya saben. Y es esta sabiduría, esta experiencia de estar conectado con la fuente (lo que nosotros llamamos Intento), a lo que los hechiceros quieren retornar. Las mujeres tienen una inherente ventaja en cuanto ellas conocen el Intento directamente, mientras que los hombres están siempre aproximándose a él.

¿Cuál es el propósito de estar conectado con esa fuente, con el Intento?

FLORINDA: Bien, te contaré una historia. Me encantan los libros; soy una ávida lectora. Ahora Carlos no ha leído un libro en más de veinte años. Lo sé porque me dio todos sus libros a mí. Ahora estoy muy interesada en la fenomenología porque como propósito intelectual, es la única materia que se acerca a la hechicería. Bien, supongamos que estoy leyendo algo y entonces le hago a Carlos una pregunta. Él estará quieto unos diez minutos y entonces me dará una explicación exacta acerca de lo que he estado leyendo. En este punto, sé que él se ha ido ahí fuera y ha agarrado este conocimiento de donde fuera. Y esta habilidad no tiene límites; le puedo preguntar algo sobre física y él inmediatamente me da una auténtica respuesta.

¿Cómo puede describir lo que hace?

CAROL: Podría decir que él está practicando el ensueño, lo cual es una manera de describir que él está utilizando su cuerpo energético, y está agarrando una línea de energía y accediendo a la información directamente de la fuente del Universo.

FLORINDA: Y Carlos sabe exactamente qué línea coger. Los hechiceros ven que todo está allá afuera de todos modos. Pero lo que hace un hechicero competente es tener la habilidad de acceder a estas líneas de información con control y voluntad. Recientemente, Carlos llevó a un grupo de veinte personas hasta una pequeña iglesia en México (ha escrito de ella en varios libros). Mientras estaban en la iglesia, puso al grupo entero en un estado de ensueño y viajaron a otro mundo.

¿Cómo puede uno aprender a hacer esto?

FLORINDA: Todo es cuestión de tener la suficiente energía para ser capaz de ver. Estamos todos tan consumidos por el día a día, que simplemente no tenemos ninguna energía sobrante para ver.

¿Cómo puede la gente usar la vida cotidiana para empezar a ver dónde pierden su energía?

CAROL: Cuando tu observas lo que has hecho durante el día, una de las claves de dónde perdiste tu energía es cuando empezaste a sentirte cansado y no energéticamente tu mismo. Esos sitios son dónde encontrarás tus respuestas y empezarás a desarrollar alguna perspectiva, y serás capaz de empezar a devolver tu energía desde esos eventos y empezar a examinar los patrones que te mantienen atando dentro del juego del héroe y la víctima.

¿Es diferente el proceso para hombres y mujeres?

FLORINDA: El proceso no es para nada diferente. Cuando recapitulas, te llevas a ti mismo atrás y recreas cada evento tal y como ocurrió. Una vez tienes energía, esto ocurre automáticamente y no tientes que alcanzar esto a través de ningún medio chamanístico, tan solo lanzarte y ya está. Puedes empezar cada día y empezar desde ese día y moverte hacia atrás. He realizado cuatro recapitulaciones de mi vida desde la fecha, y encuentro algo nuevo cada día. Y lo que encuentro es que de forma indirecta siempre intentamos ser héroes. En algunas de las conferencias que hemos dado, la gente está siempre tomando notas y me encontré a mi misma diciéndoles, "No, no tomen notas, porque estas cosas no tienen importancia. Tan sólo escuchen. Toda la energía se va en tomar notas y están perdiéndose la mitad de lo que realmente está pasando."

TAISHA: Oímos constantemente decir a la gente, "Si yo formara parte de vuestro grupo, entonces podría hacer esto o lo otro." Pero lo que no entienden es que dondequiera que tú estés, es ahí dónde empiezas.

CAROL: La brujería es realmente sólo percepción. No hay rituales, ni danzas, ni nada. Sólo percepción y algunas técnicas para engrandecer la percepción a través del ahorro de la propia energía. Existen ayudas, como las técnicas de no-hacer.

TAISHA: O tan sólo observar tus pensamientos y escuchar lo que realmente estás pensando. Puedes aprender mucho haciendo esto.

CAROL: Lo que he encontrado es que la gente generalmente cae dentro de una de estas dos categorías: una de dos, o tienen que estar bajo control, o están siendo controlados por otra cosa. Cuando vienes de uno de estos dos escenarios, generalmente no estás percibiendo tu vida claramente. A través de la recapitulación enciendes en tu conciencia exactamente las energías (o la realidad) que estabas construyendo de modo que puedes empezar a percibir los patrones de conducta y a programar lo que te controla.

TAISHA: Cuando empiezas a ver claramente los patrones sociales que te controlan, empiezas a moverte en acecharte a ti mismo. Es ahí cuando puedes convertirte en un activo participante en la vida. De repente tu jefe ya no es ese malvado, horrible controlador que fue un día. En su lugar, se convierte en un espejo a través del cual empiezas a ver cuándo empiezas a caer en los juegos de esta realidad. Estos juegos son lo que consume o inmoviliza la energía de la gente y les impide percibir la verdadera naturaleza energética de esta realidad. Cuando te mueves fuera del consenso de la vida cotidiana, puedes permitir al Intento o al ensueño establecido por el Intento convertirse en la fuerza motora, en el guía.

FLORINDA: Para hacer eso tienes que renunciar a ese sentimiento de tener que ser el que tiene el control. Pero créeme, incluso después de haber recapitulado, todavía tienes ese sentimiento de que tienes esta pequeña zona de aquí arriba y que una vez que la alcances, entonces serás el que estará al mando.

Volvamos a las maneras en que hombres y mujeres perciben. Si las mujeres perciben directamente, entonces ¿Por qué no hay más mujeres dedicadas a comprender o conocer el Intento?

FLORINDA: Los hombres tienen una ventaja energética en el mundo físico. Aunque la configuración energética en forma de cono del hombre les hace percibir la fuente del Intento con mayor dificultad, ésta es ideal para ser capaz de trabajar más duramente en el mundo físico. No hay modo para las mujeres de competir contra esta ventaja energética mientras sigan imitando roles que los hombres han creado. Aunque nosotras, como mujeres, tenemos que encontrar nuestros propios recursos y romper este ciclo de imitación de modo que podamos realmente empezar a evolucionar hacia algo diferente.

¿Cuál es este paso evolutivo?

CAROL: Para decirte la verdad, realmente no lo se. ¿Cuál es nuestro intento para evolucionar y qué implica este paso evolutivo? Para las mujeres hechiceras, parte de esto tiene que ver con aumentar las funciones secundarias de nuestros úteros, los cuales son los órganos para ensoñar en el cuerpo femenino. Y hacemos esto a través de la recapitulación, rompiendo viejos patrones, acumulando nuestra energía, de modo que podamos empezar a soñar un nuevo sueño.

TAISHA: Lo que nos ha pasado a nosotros - y algo nos ha pasado - esperamos convencer a la gente más joven de que el cambio es posible. Pero tiene que existir una clase especial de masa crítica para hacer posible este cambio.

FLORINDA: Cuando vas contra el enorme consenso que constituye la realidad de cada día, estás chocando contra una enorme pared. Cuando los hechiceros entran en el ensueño, lo primero que se encuentran normalmente es un banco de niebla. Cuando ves esa niebla, estás tirando energéticamente de algo más. De algún modo, la hechicería es como la Medicina China en cuanto trata el cuerpo como si fuera un campo de energía. La medicina occidental trata el cuerpo como si fuera n objeto y de este modo no toma ventaja de la realidad energética, que es más poderosa.

Consecuentemente tenéis doctores que cortan pedazos de materia en lugar de usar la energía para cambiarla. La medicina, como el hombre moderno, cambiaría dramáticamente si tomase ventaja de estos principios energéticos para ayudar en una metamorfosis de las corrientes limitaciones y enfermedades.

CAROL: Lo que un hechicero busca es esta evolución junto con su conciencia o campo energético; este momento o posibilidad de cambio a un estado de ser mejor.

FLORINDA: Normalmente hay mucho dinero en instituciones como el A.M.A. (American Médical Association) y no hay modo de que vayan a cambiar cosas como esta. Pero lo que hacen al cuerpo es horrendo. Nos enseñan que la medicina ha avanzado, pero esto simplemente no es verdad. Ahora tenemos el SIDA y el cáncer y realmente no sabemos qué diablos estamos haciendo. Yo tenía una joven amiga que murió de cáncer intestinal hace un par de meses. Por fuera ella estaba viviendo la vida perfecta pero por dentro estaba siendo comida viva. Verás, su marido era presidente de una de esas enormes corporaciones y no te creerías lo que sufría para impresionar a la gente. Se estaba matando a sí misma por gustar a la gente. Yo le preguntaba, "Si las cosas te van tan mal, ¿Por qué no pides ayuda? Pero ella me decía que le preocupaba lo que la gente pensaría. Yo le pregunté otra vez, "Qué pensarán cuando estés muerta?" Ahora, ella está muerta, y la gente no piensa nada. Si este es el precio que vas a pagar, entonces despega ya. Pero esto es lo que hacemos. Verás, de algún modo, somos todavía monos. Don Juan solía burlarse y decirnos que somos como un mono que se ha agarrado a una calabaza para coger algunas semillas. El mono no puede sacar su mano fuera mientras se agarra a esas semillas. Los humanos son igualitos. Nuestras expectaciones sociales son las semillas que consumen nuestra conciencia. Todo lo que el mono debería hacer para ser libre es soltar esas malditas semillas, pero no lo hacemos. Pero no soltaremos las semillas para salirnos de una situación en la que estamos atrapados. Simplemente no podemos dejarnos ir. Gary Larson hizo un dibujo animado que mostraba a un mono que se había caído de un árbol y que yacía muerto en el suelo. Debajo del dibujo estaba la transcripción: "la maldición del hombre". Lo único que olvidó añadir fue que el mono había caído dentro de una parcela llena de semillas. Verás, él había sido agarrado por las semillas; éste es el verdadero fallo del hombre.

Supongo que la entrevista sería más larga, pero esto es todo de lo dispongo de la misma. Espero que os sea de utilidad a todos.
Antonio Baxe

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home